2011/08/17

En tierra de mestos

Mestos, mestizos, mixtos …. en fin, mezclas. Por aquí llamamos mestos a los híbridos entre especies del género Quercus, las más nobles de nuestra vegetación mediterránea; en más de un pueblo de Los Pedroches hay parajes o partidas con nombres como 'El Mesto' o 'Los Mestos'.

Mesto típico de la comarca, de la especie Quercus rotundifolia x suber, con tronco que muestra la corteza suberosa del alcornoque, y hojas pequeñas y redondeadas de envés villoso de la encina. Arroyo de la Tejera de Santa Eufemia. ©E. Laguna, 08.08.2009.

El mesto por excelencia es el híbrido entre encina (Quercus rotundifolia) y alcornoque (Q. suber), que suele darse allá donde ambas especies coinciden. Como todos los híbridos, aunque quizá tenga nombre científico propio puesto por algún autor (en este caso Quercus x agrifolia), siempre podemos nombrarlo por la combinación de los nombres de sus parentales, puestos por orden alfabético, y separados por un signo de multiplicación: Quercus rotundifolia x suber. El Código Internacional de Nomenclatura Botánica utiliza esta notación para las plantas silvestres, pero en el de plantas cultivadas, donde el papel de cada parental puede ser relevante para el interés comercial del resultado del cruce, ya sea natural o artificial, se pone usualmente primero el nombre del polinizador o planta que ha hecho la función de padre, y luego la que ha hecho de madre, produciendo las semillas.

Hoja de ejemplar de coscoja recolectada en Pozoblanco, que mostraba ligeros rasgos residuales de hibridación con el quejigo, insuficientes para hablar de un verdadero 'mesto'. ©E. Laguna, 08.08.2011.

Nuestras especies de Quercus se hibridan prácticamente todas entre ellas, pero en general los mestos producidos, aunque también sean fértiles, no suelen dar lugar a rodales o poblaciones completas. Además los híbridos suelen darse entre especies del mismo comportamiento foliar (entre perennifolias entre sí, o entre las caducifolias). En la visita al paraje del que ya dimos la noticia sobre el helecho Osmunda regalis en Pozoblanco encontramos una planta que por el aspecto de sus hojas podría tener ligeros rasgos de uno de los mestos menos habituales de la flora ibérica, el híbrido Quercus coccifera x faginea, es decir, el híbrido entre la coscoja y el quejigo o roble carrasqueño; no obstante, la planta localizada no presenta pelos en el envés de las hojas, por lo que nos indica que, de ser, relamente un híbrido, la carga genética de la coscoja sería ampliamente dominante. En casos como este, la prudencia aconseja no dar por segura dicha hibridación.

1 comentario:

Fcafp Macen Sebla dijo...

Buenas tardes,
podrían indicarme donde comprar plantas de Mesto??
Un saludo